Atacada sexualmente en su propia casa

09violacionCancún 9 de mayo.- Mientras las autoridades municipales y estatales se preocupan por ocultar información poniendo de pretexto la “veda electoral” y el nuevo sistema penal acusatorio, los hechos delictivos continúan registrándose en la ciudad y ayer poco antes del amanecer; una mujer fue atacada sexualmente en su propio domicilio por sujetos encapuchados, que amordazaron y amarraron a sus hijos de 3 y 8 años, encerrándolos en una habitación.

 

A partir del pasado 30 de abril, las autoridades municipales y ministeriales comenzaron a restringir la información sobre los hechos delictivos que diariamente se registran en la ciudad.

Previo a ello, la información había dejado de fluir poco a poco debido a la llamada “veda electoral” y en ocasiones, la información solicitada expresamente, simplemente no es proporcionada.

Pero aun cuando las autoridades se empeñan en aparentar que no pasa nada, los hechos delictivos siguen y la ciudadanía continúa a merced de la delincuencia.

Como prueba, ayer por la mañana fue reportado un violento hecho en residencial Gran Santa Fe en la Supermanzana 316, en donde una mujer fue victimizadas frente a sus propios hijos.

Policías municipales y ministeriales se trasladaron hasta el domicilio, en donde se entrevistaron primero con un hombre, quien les indicó que su esposa había sido violada.

La víctima fue entrevistada por los agentes ministeriales, informándoles que alrededor de las 5:30 horas cuando se encontraba durmiendo, se despertó abruptamente al sentir que le agarraban los pies.

Al abrir los ojos, vio horrorizada que en su recámara estaban dos sujetos, uno delgado y el otro robusto, ambos vestidos de negro y cubriéndose el rostro con pasamontañas.

Ambos sujetos comenzaron a abusar de ella introduciéndole objetos y cuando uno de sus hijos llegó a la recámara, uno de los intrusos se lo llevó a su cuarto en donde lo amarró junto con otro menor, amordazándolos con cinta.

La mujer perdió el conocimiento ante el ataque que sufría y cuando despertó vio a su hijo con cinta en la boca y en sus manos, y fue entonces cuando se levantó y le habló por teléfono a su esposo para que solicitara el apoyo de las autoridades.

Aparentemente, los dos sujetos no robaron ningún objeto de valor de la vivienda, retirándose después de cometer el aberrante hecho.

La víctima fue trasladada a la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales, para interponer la denuncia correspondiente y la Policía Ministerial investigue el violento hecho. (Fuente Por Esto)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *