Desde el Sur / La gobernadora y su forma de hacer política

Por: María Elena Marín.

Uno de los principios básicos de la política en la década de los 80s y 90s era que la forma es fondo y tenía su origen en los viejos rituales priistas, donde se cuidaba en demasía la imagen de los gobernantes, al parecer en los nuevos esquemas que recién estrena la gobernadora María Elena Lezama Espinosa, el no cuidar las formas están dejando mal parada a la jefa del ejecutivo estatal en los eventos públicos.

Los eventos a los que asiste la persona que encabeza el Gobierno del Estado son parte de un protocolo oficial, pero también forman parte del acercamiento con la población que va construyendo la imagen del gobernante, en cuanto a su trato personal con los gobernados. Ahí se define el estilo de gobernar.

Hoy como hace miles de años la mejor forma de difusión es “radio bemba”, es decir, de voz en voz. La gente construye o destruye la fama de una persona a través de la opinión de quien ha estado cerca de ella y con base a ello, se crean opiniones grupales cercanas o lejanas a la realidad depende de la experiencia de quien lo cuente.

En el caso de la gobernadora María Elena Lezama Espinosa, los eventos que deberían ser actos públicos de acercamiento a la población, han pasado a ser actos secretos y en los que los representantes de los medios de comunicación tampoco son invitados a menos que sean afines (a su forma de gobernar), aquí no aplica el principio: gobierno para todos.

El hecho es que mucha gente queda fuera de esos eventos y ya no se diga la población en general que ni se entera, quienes viven cerca de la región en la que se realiza el evento son sorprendidos por los protocolos de seguridad, pero desconocen lo que está ocurriendo y esto hace que les cause molestia.

Para quienes piensen que esto es una exageración en días pasado tuvo lugar la inauguración de un domo, si esos que ponen en los parques para que den sombra, para lo cual derriban árboles y en lugar de sembrarlos los quitan. Claro, los árboles no dejan diezmo.

El caso es que a la inauguración del domo del parque Aarón Merino Fernández en la colonia Adolfo López Mateos en Chetumal, no asistieron ni las moscas, por lo cual los organizadores raudos y veloces se dirigieron a la escuela secundaria David Alfaro Siqueiros, cercana al lugar, y llevaron algunos grupos de estudiantes casi por asalto, quienes no de muy buen gusto fueron para llenar el lugar y evitar que hubiera sillas vacías, esto a pesar de que se habían llevado trabajadores de diferentes dependencias estatales.

Otro detalle que llamó la atención es que a pesar de que en el lugar se encontraba una lona con el monto de la inversión de la obra, la gobernadora mencionó una cifra muy superior en su discurso, lo que ocasionó que los pocos asistentes se voltearan a ver. Hubo hasta risas.

De igual manera desconcertó, en ese mismo evento, la entrega de la ropa de temporada de frío por parte del DIF estatal, cuando las temperaturas por lo menos en Chetumal ya oscilaban en los 30 grados. La “heladez” ya había pasado.
No solo se trata de hacer las cosas, es necesario que se hagan bien. En el caso de los habitantes de Chetumal la gente guarda silencio, pero eso no quiere decir que estén de acuerdo con lo que se hace. Está comprobado que “radio bemba” tiene efecto en las urnas.

Chactemal

Si alguien tiene seguro perder en las próximas elecciones es Mayuli Martínez Simón, quiere repetir como senadora. El Partido Acción Nacional (PAN) insiste en mantenerla como “candidata”, pese a su trabajo gris y sus prolongadas vacaciones de casi seis años y con gastos pagados en la Cámara Alta.

María Elena Marín Urgell
Es Licenciada en Intervención Educativa
Licenciada en Psicología y tiene una
Maestría en Psicoterapia Humanista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *