Mujer muere afuera de la clínica del ISSSTE en Chetumal, familiares acusan negligencia

Chetumal.- Una mujer falleció en la puerta del área Covid-19 de la clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los trabajadores del Estado (ISSSTE), en Chetumal. Familiares acusan negligencia y analizan proceder ante el Ministerio Público (MP).

Pasado el mediodía de este lunes, Manuel» y Rosa llevaron a su hija Ana Rosa al Área de Urgencias (Área Covid-19)

La paciente de 33 años no fue atendida al momento y fue enviada al otro lado de la clínica a consulta con el médico familiar, quien determinó que se trataba de un caso de “urgencias”. Los padres de la paciente suplicaban atención médica, pero no se les brindó.

Fue regresada al Área Covid-19 y en el trayecto dejó de existir. Ana Rosa quedó sin aliento en el asiento del copiloto del vehículo en el que era transportada, a un lado de su padre.

Los padres acusan que se perdieron varios minutos desde que llegó al hospital que hasta la gente que se encontraba en el lugar gritaba por atención médica. Pese a ello fue considerada como una muerte natural.

La familia y derechohabientes que esperaban por atención consideraron fue negligencia médica, pues les fue negado el servicio. Los padres analizan si proceden legalmente.

Aunque las autoridades del ISSSTE aseguran que se trató de una muerte natural e incluso difundieron un comunicado, a través del cual se deslindan de toda responsabilidad, la negligencia viene desde hace más de un año.

Resulta que a la mujer de 33 años le fue detectado un tumor desde hace más de un año y desde entonces las autoridades del ISSSTE le informaron que había que realizar una intervención quirúrgica para extirparlo.

Las mismas autoridades médicas fueron las que desde entonces postergaron la operación con el argumento que ese servicio no se prestaba, pues la prioridad era la atención a pacientes con Covid-19.

No fue la única vez que llegó en condiciones críticas Ana Rosa y en el ISSSTE la estabilizaban, pero el padecimiento empeoraba. Desde hace meses necesitaba respiración asistida y aun así le fue negada la atención médica adecuada.

Al sitio llegaron policías ministeriales, quienes además de tratara de convencer a los familiares de que fue una muerte natural de inmediato llamaron a la funeraria Gamero, con quien al parecer ganan comisión, y sin la autorización de los familiares. (Capital News)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *