Quinto informe de Carlos Joaquín y el desastre en salud

Chetumal.- El gobernador Carlos Joaquín González presume a unos días de su quinto informe de gobierno inversión de 12 mil millones de pesos en el sector salud en todo el Estado, no obstante los equipos de los hospitales muestran una realidad diferente en la que niños caen de las incubadoras por el mal estado en que se encuentran, falta de medicamento, falta de equipo, mala infraestructura, falta de personal médico y ni hablar de la falta de pago a los médicos del área Covid-19 del Hospital Oncológico, saturación de camas en hospitales de Chetumal y explotación laboral de los trabajadores de la salud.

En el caso de Chetumal, la gente se encuentra consternada ante la noticia de la caída de un niño de una incubadora del Hospital Materno Infantil Morelos y hasta festejan que se haya despedido a los médicos presuntamente responsables del aparente descuido, pero no se habla de que la responsabilidad de la salud de los quintanarroenses recae en el gobernador Carlos Joaquín González y la secretaria de Salud, Alejandra Aguirre Crespo.

El Hospital Materno Infantil Morelos se encuentra saturado en su demanda, los médicos no tienen espacio para colocar a los niños después de que nacen, no cuentan con camas para atender a las mujeres que están en trabajo de parto, no cuentan con personal médico suficiente para atender a los pacientes, por lo que médicos y enfermeros tiene que atender hasta tres áreas al mismo tiempo con lo que se reduce su capacidad de respuesta.

Situación que el propio personal de Salud del nosocomio a hecho patente y de lo cual las autoridades han hecho caso omiso.

Pese a que no es un hospital Covid-19, y debido a la desconfianza de la gente en el Hospital General, en este lugar se atienden a mujeres contagiadas que se niegan a acudir al otro nosocomio sin avisar al personal de salud del padecimiento poniendo en riesgo la salud de los demás pacientes y trabajadores.

Si el despido de los médicos responsables del suceso solucionara el problema de la falta de incubadoras, cuneros, equipo médico, falta de material y de medicamentos con los que lidian los trabajadores de hospital de manera cotidiana entonces que no solo los corran a ellos, sino a los directivos también, pero el asunto va más allá es necesario comprender que se trata de un problema de fondo.

El tema es el abandono del sector salud por parte del Gobierno del Cambio encabezado por Carlos Joaquín, el negarse a firmar a tiempo el convenio con el INSABI y dejar a los quintanarroenses a la deriva sin recursos federales, lo que ha ocasionado el desastre en el que se encuentra el sector salud de Quintana Roo, pero sin duda eso no lo va a decir en su informe lleno de mentiras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *