Se mancha de sangre PT Quintana Roo

ptPor Daniel Ramos

 Chetumal.- De acuerdo a investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), el asesinato del regidor del Partido del Trabajo, Marco Antonio May Molina, perpetrado el pasado 21 de marzo, fue por órdenes de intregrantes de la misma fracción partidista, de acuerdo a declaraciones de uno de los homicidas. Con ello queda claro que el PT se mancha con el asesinado del regidor, pues esto se había dejado entrever con anterioridad, ya que el ahora occiso había tenido grandes fricciones con militantes de alto rango de esta fracción.

 

Lo antes dicho sale a relucir luego de que uno de los posibles homicidas del regidor del Partido del Trabajo, Marco Antonio fue detenido junto con otra persona cerca de la vivienda del concejal, según información de los testigos que vieron el operativo realizado por elementos que suponen son de la policía Judicial del Estado realizado la tarde de ayer lunes.

Según información proporcionada por algunos testigos presenciales, dos personas fueron detenidas cerca del domicilio del concejal durante un operativo realizado por elementos de esta corporación y uno de ellos daba con las características de los presuntos homicidas y fue asegurado para corroborar los detalles.

Testigos señalan que fue cerca de las calles Heriberto Jara con CNC en la colonia Adolfo López Mateos de esta capital cuando se detectaron a estas personas en actitud sospechosa, aunque se habla también del resultado de las investigaciones hechas por la policía judicial que lograron ubicar a estos sospechosos siendo uno del posible autor material de haber privado la vida al concejal en la puerta de su domicilio de una puñalada.

Aunque hasta ahora las autoridades de la PGJE no han corroborado dicha detención para evitar entorpecerlas investigaciones así como dar datos de los detenidos, ha trascendido que uno de los capturados aceptó haber participado en el crimen luego de recibir el pago de 35 mil pesos por una persona que milita en el Partido del Trabajo (PT), aunque la fuente no dio a conocer el detalle del posible autor intelectual.

También se mencionó que el otro implicado en este crimen está escondido en la ciudad de Cancún reguardado por personas que militan en este instituto político y que derivado de las investigaciones que lleva a cabo la PJ no ha podido abandonar el Estado, tal y como estaba planeado luego de haber finalizado el “trabajo”.

Aunque hasta, uno de los detenidos no señala a Gerardo Alfaro, una de las personas sospechosas en el caso por haber tenido diferencias con el regidor, Marco Antonio May Molina; de ser quien pago la cantidad antes señalada, no se descarta que pudiera haber implicación e incluso de los miembros del Comité Directivo Estatal del PT, tras haber una ruptura semanas atrás.

Días después del crimen, la PGJE, emitió un retrato hablado de unos de los posibles homicidas y el procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres señaló que se tenían avances importantes en la investigación y posible ubicación de los homicidas.

Según la fuente, de los dos detenidos, uno ha sido deslindado del crimen, porque solamente había dado hospedaje al indiciado, pero se presume que ambos están bajo resguardo en lo que brindan su declaración.

Fue el pasado 21 de marzo cerca de las 19:00 horas cuando el concejal fue victimado por dos personas que llegaron a su domicilio y tras una breve discusión, uno de ellos-según lo narrado por su esposa que vio parte del ataque- le asestó dos puñaladas; sin embargo se dice que falleció por la falta de atención médica oportuna lo que ocasionó que se desangrara hasta morir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *